?

Log in

No account? Create an account

June 3rd, 2008

THE CIPHER IN LATIN AMERICA

SPANISH-LANGUAGE INTERVIEW ON UFOLOGY IN LATIN AMERICA
Recent interest in the UFOnaut Cipher during the enormous UFO wave in Latin America, brought Brother Scott Corrales to request a brief interview with me. Here is the English original and Scott’s interview as it appeared:
>1) What is your position on the paranormal aspect of the UFO phenomenon?
1) I’d turn that around and call it the UFO aspect of the paranormal phenomena,
as one of my central points of departure from classical UFOLogy is that I see so many points in common between the display of phenomena in paranormal research, occultism and UFOlogy going back to the dawn of time, I cannot but see them as all aspects of the same, underlying source-phenomenon. The UFOnauts cipher, as discussed in my books “Secret Cipher of the UFOnauts” and “Secret Rituals of the Men in Black”, is but an interesting aspect of this connection; essentially a form of English-language based Qabala applied to the strange names words and to dates that have shown up in UFO lore. There are many other overlaps as well, from the “men in black” to the “little people” to specific names and locations associated with all these areas of interest.
>2) Have you ever tried applying the Cipher to the names given by the alleged
UFO presences / planets manifesting in Spanish/Latin American cases? (i.e., Ashtar Sheran, Oxalc, Krishnamerk and worlds like UMMO and Apu?)
(2)Yes and no. “Ashtar” and “Ashtar Sheran” has shown up in
cases in the USA and in Latin America, and the cipher has certainly been applied there, in my books and elsewhere, as has Ummo. There is a Chapter devoted to Ashtar in “Secret Rituals of the Men in Black” for example. My general inclination is to say that Enochian Qabala should apply to Enochian-based words, Hebrew Qabala to Hebrew Words (in particular from the Hebrew Scriptures) and Greek Qabala to Greek Words (using New Testament Greek as a base). But strange names such as Oxalc, Krishnamerk et al could be profitably applied using the New Aeon English Qabala cipher and classical rules for qabalistic ciphers to any name or word or even number that shows up
in Latin American cases, provided the analysis is done using the English letter-base and adapted to Spanish, Portuguese, and even Mayan words or phrases. I’d prefer such be done by those who are far more proficient than I in these languages, as well as in UFO lore. It would likely yield astonishing results.
>3)Has there ever been an effort to apply the Cipher to another language, like
French or Spanish?
(3)The cipher differs from other Qabala only in that it specifically is derived
from, and bounces off of an English-language based “Holy Book”, the channeled
document called “The Book of the Law” and supposedly channeled to the
English mystic Aleister Crowley by a being called Aiwass in 1904. This is its point of departure from Hebrew Qabala and Greek Qabala. I know of no reason, in theory, why such a qabala could not be developed in any language, provided the source-document is in that language originally. The rules are the same in any language.
>4) Is the UFO experience largely benign or malign, in your opinion?
(4)Both. We should address the question of why so manny different types of beings from so many different worlds and states of reality have an interest in our supposedly backwater planet. The answer to that question may be a key to the whole mystery.
There are definitely ill-intended visitors, there are those that seem merely observational, and there are those which are - angelic - in their intent, including ‘Guardians’ who are apparently ascended human beings who have evolved beyond the material.
The Borderland Sciences Research Associates have been documenting the latter at
least since the 1940s with the Mark Probert “Inner Circle” readings.
>5) Do you get any overwhelming sensation from the amount of evidence coming
out of Argentina, Mexico and other countries?
(5)Yes indeed! The intensity of the cases - which reach as far North as Arizona and Texas in the USA and as far South as Argentina, seem to be headed towards some sort of “omega point”—not necessarily the “mass landing”
of UFOlogy mythology, but something very big and something within, say the next
year. Latin American cases are perhaps the most important in the world at the present time.

OVNIS y Numerología
Por Scott Corrales
© 2008

Hace tan solo algunos días, la investigadora salteña Mercedes Casas tuvo la gentileza de proporcionarnos el enlace a un artículo de prensa muy interesante, con una foto aún más curiosa. Se trataba, en efecto, de uno de los numerosos “ovnis fortuitos” que han sido captados por el ojo electrónico de la cámara digital durante la oleada ovni del 2008 en Argentina. La foto, que ya ha dado la vuelta al mundo gracias a Internet, muestra dos ovnis casi lado a lado en un trasfondo natural; los objetos recuerdan poderosamente a los platillos “vibratorios” que describía el autor estadounidense en su libro UFOs, The Eye and The Camera (1976) que abordaba la presencia de los no identificados como viajeros en el tiempo y no los extraterrestres de comunión diaria.
Pero la foto tenía un detalle más curioso para los que abordan el fenómeno ovni desde una perspectiva paranormal.
En la breve nota de prensa que acompañaba la imagen, el padre de la niña que captó lo insólito mientras fotografiaba un cañaveral afirmaba que la foto había sido tomada a las 11 horas con 11 segundos. Un detalle poco esencial, pero que trae a colación la presencia de la secuencia numérica “11:11” en muchos casos ovni y de fantasmas en fechas recientes. Hay individuos que parecen padecer la persecución de estas cifras – se despiertan para ver que el despertador digital parpadea el 11:11 sin cesar, se encuentran con el 11:11 en el transcurso de sus vidas cotidianas, ya sea acudiendo a citas en el decimoprimer departamento del piso 11, recibiendo cuentas por once dólares y once centavos, etc. George Noory, presentador del programa de radio Coast to Coast AM, también ha sufrido esta persecución numérica desde que asumió el mando de dicho programa hace varios años, y recibe comprensivamente las llamadas de su público, aquejado por este fenómeno.
La importancia del 11
En la numerología básica practicada por los esoteristas, el once representa la intuición, paciencia, sensibilidad e inspiración. Las personas cuyos números ascienden a “11” debido a la suma de su fecha de nacimiento, por ejemplo, suelen ser aquellas que imparten enseñanzas e inspiración. El número, sin embargo, adquiere matices distintos para la astrología, convirtiendos en el numero del pecado, las transgresiones y el peligro. También se considera el numero del “portador de la luz” – Lucifer. Para Aliester Crowley, “la gran bestia 666”, el once es “el gran número mágico que une la antítesis del 5 y el 6”; para René Guenón, el once es “el gran número del hieros gamos(la boda sagrada)”, mientras que Annemarie Schimmel, la distinguida estudiosa del islam, lo clasifica como “la boda sagrada del microcosmos y el macrocosmos”.
Por otro lado, el 11:11 – la secuencia numérica que nos interesa por ser el momento en que se tomó la foto del ovni de Ledesma – tiene una función totalmente distinta. Se dice que se trata de “una señal-gatillo codificada de antemano” a nivel celular en ciertas personas. Al activarse, significa “que ha llegado el momento de nuestra integración y ascenso fuera del mundo material.” Siempre según los esoteristas, las personas que ven el 11:11 por doquier como algo regular ya tienen marcado el camino al portal que los llevará al “siguiente nivel”.
La clave secreta de los ovninautas
Intrigados por la presencia del 11:11 en la foto del ovni de Ledesma, consultamos al esoterista estadounidense T. Allen Greenfield, autor de varias obras de corte paranormal y ovnilógico. Greenfield es conocido en el mundillo del misterio por haber difundido una clave numérica basada en la “Cábala de las Nueve Cámaras”, un codigo místico supuestamente utilizado por los hebreos para descifrar los mensajes secretos en textos antiguos.
“La mayoría de las claves”, escribe Greenfield en Secret Cipher of the Ufonauts “han seguido las reglas de descodificación establecidas en las distintas técnicas de análisis cabalístico numérico, incluyendo gematría, adición teosófica, notariqon, temura, etc. La clave más reciente es la de Aiq Bakur o “La Cábala de las Nueve Cámaras”, sistema establecido originalmente en hebreo y siguiendo un patrón de “signos numéricos” o de “gato”. Este sistema fue adoptado por la masonería británica para su uso en inglés”.
El autor agrega que “la clave inglesa, utilizando los 26 caracteres del alfabeto estándar y trazados sobre un cuadriculado o una estrella de 26 puntas, fue dado a conocer a público restringido por Aleister Crowley en 1904. [Crowley] afirma haberlo recibido de la inteligencia extrahumana AIWASS, pero a pesar de haber sido un iniciado de alto rango en el hermetismo, no pudo descifrar la clave, que se fundamentaba en el número 11. El editor Ray Palmer confesó a los ufólogos de su época que disponía de un hecho (FACT, en ingles) que le permitía descodificar los casos que le llegaban. De hecho, la palabra “FACT” de Palmer es el código en sí: FACT = 56 en clave, o 5 + 6 = 11, el fundamento, es decir, el “11” para descifrar la clave.”
Resulta interesante leer la afirmación de que Frater Achad, el descendiente espiritual de Aliester Crowley, por así decirlo, consiguió descifrar este código parcialmente, pero que no seria hasta 1974 cuando Carol Smith lo lograría por completo, y hasta la década de los ’80 en que “Frater Lamed”, esoterista y experto en informática, lograra convertirlo en un software de uso fácil para todos. Para todos los que sentimos interés en algún momento por los nombres que los supuestos extraterrestres de los ’60 y ’70 utilizaban para identificarse a sí mismos y sus mundos de origen (Aura Rhanes, Ashtar Sheran, UMMO o Lanulos), Greenfield nos dice que estos seres “hicieron uso de la misma clave al comunicar sus nombres, sabiendo que el caso se daría a conocer y que las palabras clave llegarían a los oídos de los Iluminati”.
Preguntas a un esoterista: T. Allen Greenfield
Al recibir el texto y foto de la imagen tomada “casualmente” en Ledesma, y habiéndole preguntado si sería posible aplicar la clave secreta a este caso, y a la presencia del 11:11 en la foto, Greenfield nos contestó lo siguiente por correo electrónico:
“[El caso Ledesma] es de hecho uno de esos casos que el código descifra facilmente.Por razones que sólo conozco parcialmente, los números “11” y “1111” son característicos de muchos eventos sobrenaturales. En el código, el “11”
significa “estos son de nosotros” y el “11-11” significa “esto es definitivamente auténtico”. Significa también la repetición de otros casos genuinos. Creo que se producirá un evento de gran importancia para finales del año
alrededor del 28 de diciembre del 2008 dentro o cerca de Buenos Aires, y de noche. No hay nada de paranormal en esto—está basado en aplicar el código al incidente
que has mencionado [Ledesma].”
Intrigado por la respuesta que nos diera Greenfield, consideramos que una entrevista más extensa sobre el particular sería lo indicado, no solo para abundar sobre sus opiniones del aspecto esotérico del caso Ledesma sino para dar a conocer sus investigaciones al público hispanolector a ambos lados del Atlántico.
Señor Greenfield, antes que nada permítame expresar mi agradecimiento por haber tomado de su valioso tiempo para contestar estas interrogantes. Comencemos, pues. ¿Cuál es su postura sobre el aspecto paranormal del fenómeno OVNI?
“Creo que invertiría el sentido de la pregunta y me referiría al aspecto OVNI del fenómeno paranormal, ya que uno de mis puntos centrales de separación de la ovnilogía clásica ha sido mi percepción de tantos puntos en común entre los despliegues de fenómenos paranormales, el esoterismo y la ovnilogía, que se remontan al origen de los tiempos. No me queda más remedio sino verlos como aspectos del mismo fenómeno subyacente. La clave de los ovninautas que abordo en mis obras Secret Cipher of the Ufonauts y Secret Rituals of the Men in Black es meramente un aspecto interesante de esta conexión. Se trata, en esencia, de una forma de cábala en lengua inglesa aplicada a los nombres extraños, palabras y fechas que aparecen en la tradición ovnilógica. Hay muchos aspectos que superponen, y que van desde los “hombres de negro” hasta los “hombrecitos”, con nombres y sitios específicos asociados con todas estas zonas de interés”.
¿Ha pensado alguna vez en aplicar la calve a los nombres que nos han dado las supuestas presencias ovnis, y los planetas que se manifiestan en los casos españoles y latinoamericanos? Es decir, Ashtar Sheran, Oxalc, Krishnamerk y mundos como UMMO y Apu?
“Sí y no. “Ashtar” y “Ashtar Sheran” se han manifestado en casos estadounidenses y latinoamericanos, y la clave ciertamente se ha aplicado en esos casos, tanto en mis libros como en otros lugares, al igual que humo. Tengo un capítulo dedicado a Ashtar en Secret Rituals of the Men in Black, por ejemplo. Por lo general, me inclino a decir que la cábala enoquiana debe aplicarse a palabras basadas en el enoquiano, la cábala hebrea a las palabras hebreas (especialmente aquellas que han sido tomadas de los textos sagrados hebreos) y la cábala griega a las palabras griegas (utilizando el Nuevo Testamento como fundamento). Pero los nombres raros como Oxalc, Krishnamerk, etc. podrían beneficiarse del uso de la clave cabalística inglesa New Aeon, y las reglas clásicas que se aplican a las claves cabalísticas para cualquier nombre o palabra, o hasta los números que salen en los casos latinoamericanos, con tal que dicho análisis se realice usando la base alfabética inglesa y adaptándola a palabras o frases españolas, portuguesas o hasta en maya. Preferiría sin embargo que lo realizaran aquellos con mayor proficiencia que yo en dichos idiomas, así como en la casuística ovni. Los resultados serían casi seguramente sorprendentes.
¿Sabe usted si se ha realizado algún intento, entonces, por aplicar la clave a otro idioma como el francés o el castellano?
La clave difiere de las demás cábalas sólo que se deriva específicamente de un “texto sagrado” redactado en inglés: el documento canalizado conocido como El Libro de la Ley y supuestamente transmitido al místico inglés Aleister Crowley por un ser denominado Aiwass en 1904. Este es el punto de partida para las cábalas hebreas y griegas. No creo que exista un motivo, en teoría, que impida el desarrollo de una cábala parecida en cualquier idioma, con tal que el documento fuente proceda de dicho idioma. Las reglas son idénticas para cada idioma.
En su opinión, ¿la experiencia ovni es mayormente positiva o negativa?
Ambas. Deberíamos abordar la cuestión de por qué tantos tipos distintos de seres, de tantos mundos y estados de realidad distintos, se han interesado por nuestro planeta tan supuestamente remoto. La respuesta a esta pregunta puede ser la clave a todo el misterio. Hay, en definitiva, visitantes con malas intenciones. Los hay con intenciones estrictamente de observación, y entonces existen aquellos que son angélicos en sus intenciones, incluyendo “guardianes” que parecen ser seres humanos evolucionados que han trascendido lo material. Los asociados de Borderland Sciences Research Associates han venido documentando este último aspecto desde 1940, con las lecturas del “círculo interior” de Mark Probert.
Para finalizar, la considerable casuística proveniente de la Argentina, México y otros países, ¿le hace sentir alguna corazonada?
¡Claro que sí! La intensidad de los casos, que van tan lejos hacia el norte como Arizona y Texas, y tan al sur como la Argentina, parecen estar destinados a un “punto omega” – no necesariamente el “aterrizaje masivo” de la mitología ovnilógica, sino algo de grandes dimensiones que se producirá dentro del próximo año, por así decirlo. Los casos latinoamericanos son muy posiblemente los más significativos en el mundo en este instante.
Conclusión
A pesar de que los creyentes e interesados en el fenómeno ovni – nutridos con mas de 50 años de casos y un trasfondo basado en la cultura moderna, con su interés por el espacio exterior y la ciencia-ficción – anticipan la llegada de seres inteligentes de otro planeta, científicos adelantados dispuestos a compartir su tecnología con nosotros para ayudarnos a superar las distintas crisis que enfrenta nuestra especie, la dura realidad nos sigue enfrentando a un fenómeno que guarda relación mas con los fantasmas y poltergeist que con las “misiones de exploración” de naves espaciales como la siempre bien ponderada USS Enterprise de la serie Viaje a las Estrellas.
Debemos plantearnos una serie de preguntas: De ser científicos o exploradores de otro sistema solar o galaxia, ¿por qué resulta posible ahuyentar a los supuestos “grises” con plegarias o crucifijos? (un sabio espacial se limitaría a observar la reacción aterrorizada del humano, tal vez tomando el crucifijo como muestra) ¿A qué se debe la relación tan estrecha entre los poltergeist y los ovnis en muchos casos, sobre todo en los casos estadounidenses? Tal vez sea cierto que tratar de imaginar el raciocinio de una especie alienígena es imposible para los humanos, y que nuestros intrépidos exploradores del espacio se comportan como fantasmas y espíritus chocarreros, y siendo así, ninguna de estas preguntas tiene sentido. Lo mas apropiado ahora, como hubiese dicho Tauro, uno de los siete sabios de Grecia, después de haber filosofado antes de la cena, es comer y callar.









Don't Forget Our ugotta have heart book store http://www.amazon.com/gp/help/seller/at-a-glance.html/ref=olp_offerlisting_2?ie=UTF8&isAmazonFulfilled=0&asin=0965951235&marketplaceSeller=1&seller=A2YG6QLVWKZ0OT

Latest Month

October 2019
S M T W T F S
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Tags

Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow